CENTROS PENITENCIARIOS Y EL DIÁLOGO FILOSÓFICO

Desde el Centro Sofía llevamos tiempo convencidas de que el diálogo filosófico es susceptible de aplicarse en casi cualquier colectivo y en las más diversas de las circunstancias. Y ya no sólo eso, sino que existen beneficios directos sobre las personas que lo experimentan (aumento de la capacidad de diálogo riguroso y no de una charla o un debate, desarrollo de habilidades de pensamiento, sociales, comunicativas y afectivas vinculadas a la “ejercitación del músculo del pensamiento”, es decir, del pensamiento crítico, creativo y cuidadoso, entre otras…)

Por ello, cuando se nos propuso llevar a cabo unos talleres en el Centro Penitenciario Madrid V  pensamos que era una gran oportunidad para contribuir a que algunos de los internos pudieran beneficiarse de estas consecuencias, lo cual supone una buena, aunque pequeña, contribución para aumentar su reinserción social así como para favorecer también a la propia sociedad.

Decíamos anteriormente que fue reducida la contribución porque es indudable que un taller de cuatro sesiones no puede modificar en exceso la actitud y el comportamiento de las personas, aunque nunca se conoce el verdadero impacto de las semillas que son plantadas de esta forma y más aún en contextos de este tipo.

La experiencia que llevamos a cabo se realizó los días 26, 27 y 28 de diciembre de 2011 y el 5 de Enero de 2012. Se trabajó con dos grupos y una media de 15 participantes, todo ellos personas privadas de libertad de diferentes módulos del Centro Penitenciario Madrid V.

Los diálogos filosóficos que surgieron a través de preguntas planteadas y elegidas por estos grupos se centraron fundamentalmente en las problemáticas de: ¿qué es ser un delincuente?, ¿el amor está por encima del dinero? y ¿qué puede modificar uno en su propia vida y qué es necesario hacer para ello?.

Solemos decir desde el Centro Sofía que cualquier aplicación de nuestros talleres no sólo enriquece al grupo sino que también a las que ejercemos el papel de facilitadoras. Tener la oportunidad de escuchar lo que piensan, incluso de un tema tan controvertido en este espacio como es el de qué es un delincuente, de ver cómo sienten y acercarse a sus realidades, nos ha permitido poder replantearnos la cuestión de la condición humana, con sus debilidades y fortalezas, sus claro-oscuros, además de desmontar unos cuantos prejuicios que se suelen tener asociados a los que tienen que pasar por estos centros.

Esta experiencia a nivel profesional es todo un valor añadido. A nivel empresarial es un argumento de autoridad para seguir apostando a favor de esta propuesta tan innovadora y a la vez tan antigua como es la aplicación de la Filosofía a la vida cotidiana. Y a nivel humano, ha supuesto un mayor acercamiento hacia la humanidad y dignidad temblorosa en muchos casos que todos tenemos.

El Centro Sofía agradece al Centro Penitenciario Madrid V la oportunidad brindada así como su apoyo para la realización de esta experiencia.

Filosofando para seguir actuando.

 

 

Anuncios

Acerca de centrosofia

Centro de aplicación del diálogo filosófico.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s